Escleroterapia

Escleroterapia

ALS News Consejos del Doctor Galán

¿En qué consiste la escleroterapia de las várices y las venas de araña?

Por Doctor Galán

La escleroterapia es un procedimiento ambulatorio no quirúrgico diseñado para atenuar el aspecto de arañas vasculares y várices pequeñas y superficiales. A través de la escleroterapia se pueden eliminar las antiestéticas venas varicosas que aparecen en las piernas, el rostro o prácticamente cualquier parte del cuerpo. La escleroterapia es mínimamente invasiva: sólo implica el uso de una micro aguja para inyectar una solución que hace que las venas no deseadas se desvanezcan o desaparezcan.

Después de la escleroterapia, las venas tratadas tienden a desaparecer en unas pocas semanas, aunque ocasionalmente puede tomar un mes o más para ver los resultados completos. En algunos casos, pueden ser necesarios varios tratamientos de escleroterapia.

¿Cuáles son algunos de los usos comunes de este procedimiento?

La escleroterapia se usa para mejorar la apariencia cosmética de las venas de araña y aliviar algunas de los síntomas asociados con venas de araña, que incluyen dolor, quemazón, hinchazón y calambre nocturno. Es el tratamiento principal para várices pequeñas en las piernas.

Resultados

Si recibió tratamiento por pequeñas venas varicosas o arañas vasculares, generalmente puede esperar ver resultados definitivos en tres a seis semanas. Las venas más grandes pueden requerir de tres a cuatro meses. Sin embargo, es posible que se necesiten varios tratamientos para lograr los resultados que desea.

Las venas que responden al tratamiento generalmente no regresan, pero pueden aparecer nuevas venas.

Es probable que su médico programe una visita de seguimiento aproximadamente un mes después del procedimiento para verificar el éxito del procedimiento y decidir si se necesitan más sesiones. Generalmente, debe esperar unas seis semanas antes de someterse a otra sesión de escleroterapia.

Los estudios de escleroterapia como tratamiento para las venas varicosas y arañas vasculares indican que tiene una tasa de éxito general de alrededor del 60 al 80 por ciento en la eliminación de las venas tratadas.

Candidatos para la escleroterapia

Los candidatos adecuados para la escleroterapia son aquellas personas que tienen arañas vasculares o várices y que desean modificar su aspecto. Los candidatos ideales no son fumadores, se encuentran físicamente saludables y mentalmente estables. Debido a que no se sabe si la solución esclerosante afecta la leche materna, las mujeres embarazadas deben evitar realizarse escleroterapia. Las personas que padecen una enfermedad o afección de transmisión sanguínea que afecte el sistema vascular no deben realizarse escleroterapia. La eliminación de venas varicosas con láser o la cirugía de eliminación de venas varicosas pueden resultar más apropiadas, según la gravedad de la afección y otros factores que afectan su salud.

Recuperación de la escleroterapia

Después del tratamiento de escleroterapia, se suelen aplicar vendas de compresión para incrementar la presión y reducir la inflamación de las venas. Las vendas generalmente se pueden quitar después de uno o dos días, aunque tal vez sea necesario usar una media de apoyo durante dos semanas aproximadamente. Es normal que se produzcan moretones e inflamación después de la operación. Se recomienda hacer ejercicio moderado para acrecentar la circulación sanguínea. Si se realiza escleroterapia en la pierna, es aconsejable que la mantenga elevada. Las complicaciones de la escleroterapia pueden ser coagulación de la sangre, inflamación en la piel, reacciones alérgicas y cambio en la pigmentación de la piel, aunque es rara que ocurran.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.